Scire Marketing

+34 608 093 497

Antes de nada hay que advertir que los webinar no son nada novedoso dentro del sector del marketing digital. Sin embargo, este hecho, no implica que sea un recurso muy explotado. De hecho recientes análisis hechos al respecto por consultoras independientes, demuestran que son pocos los proyectos los que se sirven de este recurso para afianzar su marca y lograr los objetivos marcados. Webinars – Una herramienta de venta online

Pero, ¿qué es un webinar?

Dentro de este término tan técnico nos encontramos con un recurso online a través del cual nos ponemos en contacto con nuestro público objetivo.

Esta comunicación puede ser de varios tipos siendo tarea del responsable de la estrategia de marketing digital establecer la más correcta.

  • Formación.
  • Presentación de un producto.
  • Promoción.
  • Foro o debate.

¿Cómo se le puede sacar provecho a los webinar?

Partiendo de la base de la gran cantidad de enfoques disponibles, es obvio concluir que también puede haber varias maneras de explotarlos. Una de ellas, sin lugar a dudas, es la de concretar ventas. Unas ventas que pueden llegar, a su vez, por varios canales diferentes pero que, al mismo tiempo, pueden ser perfectamente complementarios.

Webinar de ventas directas

Sin lugar a dudas esta es la vía más directa que podemos encontrar para sacarle partido a un webinar. Sin embargo, como también veremos, hay que tener ciertas precauciones para que la efectividad sea máxima.

Para realizar ventas, o conversiones, este aspecto es lo de menos, de lo que se trata es de crear un webinar promocional. Al 100%. Sin ninguna clase de ambigüedad. De lo que se trata, al fin y al cabo, es de que la persona que está visionando dicho webinar sea consciente de todas las bondades y beneficios que tiene el producto o el servicio que estamos presentando. De ahí que dicha presentación tenga que seguir algunas pautas básicas.

  • Debe ser una presentación ágil y dinámica.
  • Se debe presentar el producto servicio como una solución a los problemas que tienen los asistentes.
  • Al finalizar, y gracias a que el formato lo permite, debería haber un espacio de tiempo en el que el propio usuario fuera el protagonista para poder exponer dudas o preguntas.

Pero claro, como hemos dicho, hay que cuidar algunos detalles. De lo contrario puede ser que el webinar pierda efectividad.

  • El webinar debe utilizarse en momentos muy concretos y no tomarlo como una norma.
  • La presentación debe contar con los medios técnicos adecuados para que los asistentes puedan visionarla con total calidad.

A partir de ahí no hay duda de que se pueden lograr buenos resultados. Tenemos que tener en cuenta que los asistentes a estos eventos ya tienen una cierta predisposición a la compra. Un hecho que hace que debamos invertir todo tipo de recursos, tanto técnicos, humanos y económicos en crear un evento que esté a la altura de lo esperado.

Webinar de ventas indirectas

Los webinar también se pueden utilizar de manera indirecta. Un modo de utilizarlo que no le resta, en absoluto, ni un ápice de su efectividad. Pero la pregunta es, ¿cómo podemos utilizar uno de estos vídeos para vender sin caer en la promoción? La respuesta es bien sencilla: a través del valor añadido.

Si hay algo que tenemos que tener claro cuando hablamos de una estrategia de marketing digital es que el usuario tiene frente a sí una gran competencia. Una competencia que hace que tenga una gran variedad de alternativas a la hora de adquirir un producto o un servicio.

Una realidad que hace que tengamos la oportunidad de mostrarnos como un referente dentro de un campo concreto y aprovecharlo para que puedan confiar en nosotros y, en consecuencia, en nuestros productos y servicios. Quizá por ello a la hora de confeccionar estos webinar tenemos que tener muchos detalles en cuenta.

  • La información que se vierte en el webinar debe ser veraz en todo momento.
  • El webinar debería estar conducido por un experto en la materia. De lo que se trata, al fin y al cabo, es de ofrecer una imagen profesional ante los asistentes.
  • El evento no tiene que promocionar ni tratar de vender ningún producto o servicio.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que con estas directrices tenemos todo lo que necesitamos para poder exprimir al máximo el potencial de los webinar. Eso sí, al finalizar, o en la documentación que preparemos para ello siempre se debe incorporar la URL de nuestro sitio web.

Aunque no se lleve a cabo una promoción directa de lo que queremos vender sí que podemos tratar de llevar al usuario a ese sitio web en el que puede encontrar más información de todo lo que hemos hablado. De haber hecho las cosas bien podremos observar cómo el tráfico directo aumenta de manera progresiva y con él las conversiones y las ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *